Los días 27,28 y 29 de Septiembre en el palacio de deportes Martin Carpena de Málaga, se celebró los sextos Campeonatos del Mundo de Judo Veteranos, con la participación de 1400 judocas procedentes de 54 países.

Desde Santander se desplazaron cinco deportistas de diferentes categorías y pesos, pertenecientes al Club Bansander.

El combinado cántabro estuvo compuesto por los siguientes deportistas:

Ignacio Corbín (categoría M1 -90Kg), disputó dos encuentros complicados frente al representante francés y brasileño, los combates en ambos casos fueron muy disputados y se decidieron por pequeños detalles técnicos, privando de la victoria al judoca cántabro, quedando en el puesto undécimo de su categoría.

David Fernández (M2 -90kg), comenzó su competición con una contundente victoria frente al representante argentino, en la siguiente ronda se cruzó con el Judoca portugués (que a la postre quedaría campeón del mundo), que venció a nuestro judoca con una técnica de sacrificio. Posteriormente en la repesca realizó un combate contra el francés, que le sorprendió ejecutando un Harai Goshi, eliminándole de la competición, finalizando en un meritorio noveno puesto.

Rafael Otero (M3 -81KG), se encontró con un cuadro complicado, que no le impidió comenzar ganando su primer combate de forma clara contra él representante alemán. En la siguiente ronda se enfrentó al judoca ruso que después de un disputado combate, consiguió inmovilizarle, apeándole de la lucha por las medallas. El judoca cántabro cuajo una gran actuación y finalizó entre los 16 mejores de su peso.

IMG-20141002-WA0014

Juan José García (M5 +100Kg), tuvo dos combates complicados, por la enorme diferencia de peso frente a sus rivales. Primero contra el francés, y después frente al rumano, ambos oponentes fueron medallistas de bronce. Disputó en todo momento sus combates, con fuerza e intensidad a pesar de hándicap del peso, terminando en octava posición.

Federico Muñiz (M2 – 73kg) tuvo una destacada actuación en el torneo, obteniendo un meritorio quinto puesto en su categoría. Comenzó el torneo midiéndose al representante japonés, al cual venció de manera contundente por Ippon.

En la siguiente ronda se enfrentó al judoca francés, que eliminó rápidamente mediantes dos técnicas de Seoi (hombro), que le proporcionó el pase a la siguiente ronda.

Ya en cuartos de final se enfrentó al representante ruso, el combate comenzó con una dura lucha de agarres, que impidió al judoca cántabro sentirse cómodo, ya que su oponente era de mayor envergadura y no le permitía llevar la iniciativa. Finalmente Muñiz fue sorprendido por una técnica del ruso a falta de 30s, impidiendo levantar el combate.

Los dos siguientes combates de repesca los ganó fácilmente por sendos ippones, contra representantes de Francia y Argentina, dándole así el pase a la lucha por el bronce.

El judoca cántabro se enfrentó al otro representante ruso de la categoría, comenzó ganando por Waza-Ari, pero debido a una interpretación errónea del árbitro central, tuvo que abandonar por una dudosa luxación de codo, privándole de su más que merecido metal.

20140926_133443

La afición cántabra se desplazó para apoyar a sus competidores, animándoles en todo momento, combate tras combate y haciéndolos sentir como en casa.

La Federación Cántabra de Judo manifestó su alegría por los buenos resultados conseguidos en el Campeonato del Mundo, animando a continuar a los judocas cántabros, con la mirada puesta en la siguiente cita, el Campeonato de Europa de Budapest.

Desde la Agrupación Deportiva Judo Club Muñiz, agradecemos al Club Bansander su inestimable ayuda, ya que si ella no hubiera sido posible la participación en este Campeonato. Es admirable, en estos tiempos, que entidades como el Club Bansander, apoyen a nuestro deporte cántabro, permitiendo que tenga una mayor difusión, no solo a nivel regional, si no a nivel internacional, como en este caso.

También queremos agradecer las muestras de cariño recibidas por parte de la afición, patrocinadores y Federación Cántabra, que nos dan fuerza para seguir compitiendo y demostrando que la edad no es un impedimento para realizar nuestros sueños.

Anuncios